LA ILUMINACION

Muchos se preguntan, o me preguntan, como Director del Instituto Alef, si hay alguna forma de describir, explicar y mostrar, en términos prácticos y entendibles, para un individuo que no se ha especializado en las Tradiciones Espirituales del Mundo Oriental y en las Ciencias Avanzadas Actuales, en que consiste realmente La Iluminación o El Despertar de la Conciencia del Ser Humano.

Se le ha llamado de muchas formas al estado mas elevado de conciencia que un Ser Humano puede alcanzar. Normalmente las personas no tienen un concepto claro de lo que es La Iluminación y de lo que sucede en el individuo que logra este estado de conciencia de manera permanente.

El individuo, mujer o hombre, que ha logrado este estado normalmente se integra al mundo y aunque quizá, no sea reconocido como un ser Iluminado (de esto tenemos muchos ejemplos en la historia de la humanidad), este logra sembrar La luz de su Ser y de su Alma en los corazones, la mente y el Ser de aquellos con los que tendrá contacto durante su existencia, normalmente de manera sencilla, o formando una escuela de Trabajo Interior o quizá de manera anónima.

A través de los siglos se ha acumulado una gran cantidad de misterio y nebulosidad con relación al tema de La Iluminación. Normalmente no le ha convenido, a los que dicen enseñar algo con relación al tema, el describir de manera clara, práctica y sencilla, en que consiste este Despertar.

Las explicaciones han sido pocas, infrecuentes y muy veladas. También ocurre que hablar sobre este tema y explicarlo no es de la misma utilidad que hacer un Trabajo Interior para lograrlo y vivir este desarrollo.

La Iluminación o El Despertar de la Mente y del Ser, como todo en la Creación, tiene múltiples niveles. Aquí hablaremos del Despertar, de manera general y práctica.

Hay muchas maneras de describir, explicar y mostrar en que consiste El despertar del Ser Humano. Pero actualmente, ya en el inicio del siglo 21, es más fácil porque las Ciencias Occidentales y el Conocimiento Oriental se han acercado considerablemente.

Hay muchos métodos de enseñarle al Ser Humano a Despertar su Mente y su Ser Espiritual. No todos son igualmente efectivos. Actualmente son tantos los métodos que muchas personas se ven confundidas por no saber cual es el camino que más les conviene tomar.

Existen métodos, de muchas denominaciones, para aquellos que se quieren internar en un monasterio de por vida y también existen métodos para aquellos que quieren seguir en el mundo.

El Despertar de la Mente y el Ser Espiritual del Ser Humano, básicamente consiste en que ese individuo logre contactar, recibir, y transmitir energías mas refinadas, para limpiar, despertar, desarrollar y mantener su Ser en un alto nivel de funcionalidad. Que sea mucho más capaz de Percibir, de Amar, de Conocer, de Atender, de Intencionar. Esta capacitación la realiza con sus partes más finas. Con todo su sistema fisiológico y con sus cuerpos invisibles, los cuales tienen órganos de Percepción capaces de recibir y transmitir energías muy finas, para lograr pulimentar y desarrollar a estos cuerpos sutiles; en la misma forma en la que los alimentos y el ejercicio muscular desarrollan al cuerpo físico.

Muchos Preguntan: ¿Es posible, o no es posible, el Despertar o Iluminación que estamos considerando?

Definitivamente, es posible ! Pero deben de darse las condiciones más correctas para que esto se haga Realidad:

Primero tiene que haber, por lo menos una persona, que ya ha logrado este Despertar a un nivel mínimo y con una estabilidad suficiente, como para saberlo y poderlo comunicar a otros.

Segundo, ese individuo tiene que contar con la tecnología o conocimiento necesario para contactar la energía necesaria para lograr ese desarrollo.

Tercero, tiene que haber individuos que estén dispuestos y en condiciones de llevar a cabo un curso de estudio completo para lograr el Despertar de la Conciencia.

Cuarto, tiene que haber, para los estudiantes, un clima de bienestar lo suficientemente positivo, como para que este desarrollo pueda darse.

En un comienzo el individuo no reconocerá que a llegado al final de su Camino o de su Entrenamiento, porque la luz y sobre todo su experiencia, aun no son suficientes o de un nivel completo. Es muy deseable que sea un paulatino despertar de su conciencia, para que se logre de manera permanente. Si el despertar es demasiado rápido, el individuo no podrá con la intensidad de la experiencia y la energía, ni con las capacidades nuevas a las que tendría acceso. No sabría que hacer con ellas. El crecimiento de la conciencia y las capacidades deben ir al mismo ritmo que la capacidad de usarlas para lo que en verdad pueden ser utilizadas: El Servicio a la Humanidad.

Ahora podemos adentrarnos mas en el tema de la primera pregunta.

Para propósitos prácticos vamos a considerar que existen seis condiciones o situaciones, en las que estará, normalmente, un ser humano.

Primero esta el Ser Humano que no se ha preparado, ni ha desarrollado, ninguna capacidad de su espíritu, ni de su mente. Esta en un estado en el que se encuentra el ser humano primitivo. Este ser vive en un estado de continua tensión o tensiones, generalmente por carencias de distintas índoles.

Este estado es provocado por muchísimas circunstancias. Comenzando por la educación que recibió, en la que aprendió a manifestar tensiones físicas, emocionales, mentales y espirituales. La alimentación carente de los nutrientes necesarios, la falta de descanso adecuado, la falta de satisfacciones físicas, sexuales, emocionales, mentales y espirituales, la falta de ejercitación física placentera; los ambientes de polución, por el ruido, el aire, el agua y la tierra contaminadas, y la falta de espacio, forman un clima de tensión.

En segundo lugar esta el ser humano que vive como el anterior, pero que hace esfuerzos para lograr estar mejor, mas sano, mas relajado.

El tercer individuo es aquel que además de estar mas sano, y mas relajado que el primer individuo, también ha logrado entrar a un estado de inspiración creativa de manera casual o no deliberada, por estar en lugares adonde hay mas y mejores condiciones generales y niveles de energía. Esto puede ser porque vive en un lugar adonde esto es natural y/o también porque hay cerca de él o de ella, individuos que ya han logrado mejores estados de conciencia.

El cuarto individuo es más escaso que el anterior y además de las cualidades anteriores, también cuenta con la posibilidad de tener una intuición (conocimiento directo de las cosas sin el proceso del pensar lógico) y una relación mayor con todo aquello que es de más alta calidad para la vida del ser humano. Su Ser esta en un estado general de mayor relajación.

El quinto individuo es aquel que ha comenzado a realizar un Trabajo Interior en una escuela de desarrollo interior. Esto incluye relajar deliberadamente las tensiones musculares y fisiológicas, tensiones emocionales, mentales y espirituales. Ha comenzado a transformar estas tensiones que causan una gran perdida de energía. Comienza a tener acceso a mejores estados de conciencia.

El inicio de esos mejores estados de conciencia es aquel en el que el ser humano esta mas relajado de su fisiología, emoción, mente y espíritu, y puede captar, por esa mayor relajación, una vida más plena para sí mismo y para sus semejantes y comienza a intuir que existen otros niveles superiores de conciencia, no-solo con su mente, sino también con todo su Ser, que incluye su cuerpo físico, emoción y Espíritu.

El sexto individuo de esta descripción es aquel que por medio de las prácticas y ejercicios espirituales, en una Escuela de Trabajo Interior, comienza a lograr la estabilización de una permanente y constante relajación de todas sus partes ya mencionadas y logra vivir en el mundo veloz y presionado de hoy, utilizando deliberadamente, las capacidades que necesita, según las circunstancias. Ya que no todo el tiempo utiliza todas sus facultades y tampoco los mas elevados estados de Conciencia. Y es un ser capaz de disfrutar situaciones, actividades y cosas que son muy naturales y sencillas.

Al Ser que ha logrado el despertar de la Conciencia se le ha llamado de muy diversas maneras en todas las Tradiciones del mundo. El Hombre Completo, es una de esas formas. El Insan -i- Kamil.

Este ser cuenta con el buen funcionamiento de todas sus partes: física-sexual-instintiva-emocional-mental-y espiritual. Y es capaz de cuidarlas para mantener esta salud y buen funcionamiento.

En términos de la Ciencia actual del siglo Veintiuno, lo podemos decir de esta otra forma:

El primer individuo es aquel que vive principalmente en el nivel BETA de las ondas cerebrales. Frecuencias de entre 38 y 14 ciclos por segundo. Reaccionando, a menudo, de manera tensa a los estímulos externos.

El segundo es aquel que puede vivir y conocer, durante ciertos momentos de su vida, estados adonde sus ondas cerebrales están entre los 14 y 9 ciclos por segundo, o sea en frecuencias ALFA. En estos estados hay una relajación normal o ya mas profunda.

El tercer individuo es aquel que logra, por contar con mejores ambientes de vida, limpieza, orden, calidad de alimentos, entrar y vivir mas tiempo, en ondas cerebrales de 8 a 4 ciclos por segundo, o sea de las ondas THETA, que le dan tiempos mucho mas amplios de inspiración, conexión espiritual y meditación profunda, sin proponérselo de manera especial.

El cuarto individuo es aquel que comprende de manera directa las cosas que ocurren, por estar mayor tiempo, por razones ambientales, de genética y geográficas, en condiciones de intuición profunda, o sea en ondas cerebrales del tipo DELTA; entre 4 ciclos y medio ciclo por segundo.

El quinto individuo es aquel que, por medio de una disciplina, de prácticas de meditación, respiración, visualización, intención y ejercitaciones interiores de diversos tipos; por estar en contacto con alguien que conoce el estado de Despertar, ha logrado entrar en estos estados o ondas cerebrales, de manera deliberada, adonde podrían ser medibles una combinación de ondas cerebrales que son a las que actualmente les llaman BETA, ALFA, THETA, y DELTA.

Y el sexto individuo, que es el ser Despierto y Desarrollado, puede utilizar de manera simultanea y a voluntad, todas las ondas cerebrales conocidas por la ciencia actual (Beta-Alfa-Theta-y Delta) y puede utilizar su cerebro Unificado de manera completa, con los dos hemisferios simultáneamente.

El cuerpo físico, la emoción, la mente y el espíritu de este Ser Humano comienzan a actuar como un “superconductor” para la recepción, sin resistencia, de energías muy refinadas, de manera que puede estar en un estado en el que simultáneamente puede Ser, activo, pasivo, y neutro. Estados que pueden ser ingresados, sostenidos y activados por un refinado y sutil uso del humor.

Si, por ejemplo, solo pudiese ser pasivo, como muchas veces se cree que son o se ha descrito a aquellos que han logrado estados superiores de conciencia, no podría mantener las ondas cerebrales en todas, o en las frecuencias que su Ser escoge simultáneamente, como ya he descrito.

Cuando el ser humano ya ha logrado el sexto nivel, sus órganos sutiles de percepción también se encuentran funcionando en armonía, y también todas las glándulas, y a las que los yogis llaman chakras.

En una Escuela de Desarrollo Interior, el individuo que se dedica, por medio de una disciplina interior, prescrita por su Guía, puede lograr lo que arriba se describe, al final de su curso de estudio, sin los peligros, de las prácticas “rápidas”, para entrar en estados, no permanentes, o incompletos, en los que puede arriesgar su cordura.

Los métodos que hablan de desarrollos parciales, sin saber siquiera que eso es lo que están describiendo, son anormales, antinaturales, e indeseables por ser solamente el desarrollo parcial del potencial completo del ser humano.

Es como la descripción de una nave aérea, en la que solo se habla del sistema de aceleración.

Puede ser que lo que describo en estas páginas, haga aflorar algunas preguntas. Antes de hacerlas les pido que lean a fondo este texto, medítenlo y después, si aun tienen preguntas, escríbanme.

sufismo03

Muchos se preguntan, o me preguntan, como Director del Instituto Alef, si hay alguna forma de describir, explicar y mostrar, en términos prácticos y entendibles, para un individuo que no se ha especializado en las Tradiciones Espirituales del Mundo Oriental y en las Ciencias Avanzadas Actuales, en que consiste realmente La Iluminación o El Despertar de la Conciencia del Ser Humano.

Se le ha llamado de muchas formas al estado mas elevado de conciencia que un Ser Humano puede alcanzar. Normalmente las personas no tienen un concepto claro de lo que es La Iluminación y de lo que sucede en el individuo que logra este estado de conciencia de manera permanente.

El individuo, mujer o hombre, que ha logrado este estado normalmente se integra al mundo y aunque quizá, no sea reconocido como un ser Iluminado (de esto tenemos muchos ejemplos en la historia de la humanidad), este logra sembrar La luz de su Ser y de su Alma en los corazones, la mente y el Ser de aquellos con los que tendrá contacto durante su existencia, normalmente de manera sencilla, o formando una escuela de Trabajo Interior o quizá de manera anónima.

A través de los siglos se ha acumulado una gran cantidad de misterio y nebulosidad con relación al tema de La Iluminación. Normalmente no le ha convenido, a los que dicen enseñar algo con relación al tema, el describir de manera clara, práctica y sencilla, en que consiste este Despertar.

Las explicaciones han sido pocas, infrecuentes y muy veladas. También ocurre que hablar sobre este tema y explicarlo no es de la misma utilidad que hacer un Trabajo Interior para lograrlo y vivir este desarrollo.

La Iluminación o El Despertar de la Mente y del Ser, como todo en la Creación, tiene múltiples niveles. Aquí hablaremos del Despertar, de manera general y práctica.

Hay muchas maneras de describir, explicar y mostrar en que consiste El despertar del Ser Humano. Pero actualmente, ya en el inicio del siglo 21, es más fácil porque las Ciencias Occidentales y el Conocimiento Oriental se han acercado considerablemente.

Hay muchos métodos de enseñarle al Ser Humano a Despertar su Mente y su Ser Espiritual. No todos son igualmente efectivos. Actualmente son tantos los métodos que muchas personas se ven confundidas por no saber cual es el camino que más les conviene tomar.

Existen métodos, de muchas denominaciones, para aquellos que se quieren internar en un monasterio de por vida y también existen métodos para aquellos que quieren seguir en el mundo.

El Despertar de la Mente y el Ser Espiritual del Ser Humano, básicamente consiste en que ese individuo logre contactar, recibir, y transmitir energías mas refinadas, para limpiar, despertar, desarrollar y mantener su Ser en un alto nivel de funcionalidad. Que sea mucho más capaz de Percibir, de Amar, de Conocer, de Atender, de Intencionar. Esta capacitación la realiza con sus partes más finas. Con todo su sistema fisiológico y con sus cuerpos invisibles, los cuales tienen órganos de Percepción capaces de recibir y transmitir energías muy finas, para lograr pulimentar y desarrollar a estos cuerpos sutiles; en la misma forma en la que los alimentos y el ejercicio muscular desarrollan al cuerpo físico.

Muchos Preguntan: ¿Es posible, o no es posible, el Despertar o Iluminación que estamos considerando?

Definitivamente, es posible ! Pero deben de darse las condiciones más correctas para que esto se haga Realidad:

Primero tiene que haber, por lo menos una persona, que ya ha logrado este Despertar a un nivel mínimo y con una estabilidad suficiente, como para saberlo y poderlo comunicar a otros.

Segundo, ese individuo tiene que contar con la tecnología o conocimiento necesario para contactar la energía necesaria para lograr ese desarrollo.

Tercero, tiene que haber individuos que estén dispuestos y en condiciones de llevar a cabo un curso de estudio completo para lograr el Despertar de la Conciencia.

Cuarto, tiene que haber, para los estudiantes, un clima de bienestar lo suficientemente positivo, como para que este desarrollo pueda darse.

En un comienzo el individuo no reconocerá que a llegado al final de su Camino o de su Entrenamiento, porque la luz y sobre todo su experiencia, aun no son suficientes o de un nivel completo. Es muy deseable que sea un paulatino despertar de su conciencia, para que se logre de manera permanente. Si el despertar es demasiado rápido, el individuo no podrá con la intensidad de la experiencia y la energía, ni con las capacidades nuevas a las que tendría acceso. No sabría que hacer con ellas. El crecimiento de la conciencia y las capacidades deben ir al mismo ritmo que la capacidad de usarlas para lo que en verdad pueden ser utilizadas: El Servicio a la Humanidad.

Ahora podemos adentrarnos mas en el tema de la primera pregunta.

Para propósitos prácticos vamos a considerar que existen seis condiciones o situaciones, en las que estará, normalmente, un ser humano.

Primero esta el Ser Humano que no se ha preparado, ni ha desarrollado, ninguna capacidad de su espíritu, ni de su mente. Esta en un estado en el que se encuentra el ser humano primitivo. Este ser vive en un estado de continua tensión o tensiones, generalmente por carencias de distintas índoles.

Este estado es provocado por muchísimas circunstancias. Comenzando por la educación que recibió, en la que aprendió a manifestar tensiones físicas, emocionales, mentales y espirituales. La alimentación carente de los nutrientes necesarios, la falta de descanso adecuado, la falta de satisfacciones físicas, sexuales, emocionales, mentales y espirituales, la falta de ejercitación física placentera; los ambientes de polución, por el ruido, el aire, el agua y la tierra contaminadas, y la falta de espacio, forman un clima de tensión.

En segundo lugar esta el ser humano que vive como el anterior, pero que hace esfuerzos para lograr estar mejor, mas sano, mas relajado.

El tercer individuo es aquel que además de estar mas sano, y mas relajado que el primer individuo, también ha logrado entrar a un estado de inspiración creativa de manera casual o no deliberada, por estar en lugares adonde hay mas y mejores condiciones generales y niveles de energía. Esto puede ser porque vive en un lugar adonde esto es natural y/o también porque hay cerca de él o de ella, individuos que ya han logrado mejores estados de conciencia.

El cuarto individuo es más escaso que el anterior y además de las cualidades anteriores, también cuenta con la posibilidad de tener una intuición (conocimiento directo de las cosas sin el proceso del pensar lógico) y una relación mayor con todo aquello que es de más alta calidad para la vida del ser humano. Su Ser esta en un estado general de mayor relajación.

El quinto individuo es aquel que ha comenzado a realizar un Trabajo Interior en una escuela de desarrollo interior. Esto incluye relajar deliberadamente las tensiones musculares y fisiológicas, tensiones emocionales, mentales y espirituales. Ha comenzado a transformar estas tensiones que causan una gran perdida de energía. Comienza a tener acceso a mejores estados de conciencia.

El inicio de esos mejores estados de conciencia es aquel en el que el ser humano esta mas relajado de su fisiología, emoción, mente y espíritu, y puede captar, por esa mayor relajación, una vida más plena para sí mismo y para sus semejantes y comienza a intuir que existen otros niveles superiores de conciencia, no-solo con su mente, sino también con todo su Ser, que incluye su cuerpo físico, emoción y Espíritu.

El sexto individuo de esta descripción es aquel que por medio de las prácticas y ejercicios espirituales, en una Escuela de Trabajo Interior, comienza a lograr la estabilización de una permanente y constante relajación de todas sus partes ya mencionadas y logra vivir en el mundo veloz y presionado de hoy, utilizando deliberadamente, las capacidades que necesita, según las circunstancias. Ya que no todo el tiempo utiliza todas sus facultades y tampoco los mas elevados estados de Conciencia. Y es un ser capaz de disfrutar situaciones, actividades y cosas que son muy naturales y sencillas.

Al Ser que ha logrado el despertar de la Conciencia se le ha llamado de muy diversas maneras en todas las Tradiciones del mundo. El Hombre Completo, es una de esas formas. El Insan -i- Kamil.

Este ser cuenta con el buen funcionamiento de todas sus partes: física-sexual-instintiva-emocional-mental-y espiritual. Y es capaz de cuidarlas para mantener esta salud y buen funcionamiento.

En términos de la Ciencia actual del siglo Veintiuno, lo podemos decir de esta otra forma:

El primer individuo es aquel que vive principalmente en el nivel BETA de las ondas cerebrales. Frecuencias de entre 38 y 14 ciclos por segundo. Reaccionando, a menudo, de manera tensa a los estímulos externos.

El segundo es aquel que puede vivir y conocer, durante ciertos momentos de su vida, estados adonde sus ondas cerebrales están entre los 14 y 9 ciclos por segundo, o sea en frecuencias ALFA. En estos estados hay una relajación normal o ya mas profunda.

El tercer individuo es aquel que logra, por contar con mejores ambientes de vida, limpieza, orden, calidad de alimentos, entrar y vivir mas tiempo, en ondas cerebrales de 8 a 4 ciclos por segundo, o sea de las ondas THETA, que le dan tiempos mucho mas amplios de inspiración, conexión espiritual y meditación profunda, sin proponérselo de manera especial.

El cuarto individuo es aquel que comprende de manera directa las cosas que ocurren, por estar mayor tiempo, por razones ambientales, de genética y geográficas, en condiciones de intuición profunda, o sea en ondas cerebrales del tipo DELTA; entre 4 ciclos y medio ciclo por segundo.

El quinto individuo es aquel que, por medio de una disciplina, de prácticas de meditación, respiración, visualización, intención y ejercitaciones interiores de diversos tipos; por estar en contacto con alguien que conoce el estado de Despertar, ha logrado entrar en estos estados o ondas cerebrales, de manera deliberada, adonde podrían ser medibles una combinación de ondas cerebrales que son a las que actualmente les llaman BETA, ALFA, THETA, y DELTA.

Y el sexto individuo, que es el ser Despierto y Desarrollado, puede utilizar de manera simultanea y a voluntad, todas las ondas cerebrales conocidas por la ciencia actual (Beta-Alfa-Theta-y Delta) y puede utilizar su cerebro Unificado de manera completa, con los dos hemisferios simultáneamente.

El cuerpo físico, la emoción, la mente y el espíritu de este Ser Humano comienzan a actuar como un “superconductor” para la recepción, sin resistencia, de energías muy refinadas, de manera que puede estar en un estado en el que simultáneamente puede Ser, activo, pasivo, y neutro. Estados que pueden ser ingresados, sostenidos y activados por un refinado y sutil uso del humor.

Si, por ejemplo, solo pudiese ser pasivo, como muchas veces se cree que son o se ha descrito a aquellos que han logrado estados superiores de conciencia, no podría mantener las ondas cerebrales en todas, o en las frecuencias que su Ser escoge simultáneamente, como ya he descrito.

Cuando el ser humano ya ha logrado el sexto nivel, sus órganos sutiles de percepción también se encuentran funcionando en armonía, y también todas las glándulas, y a las que los yogis llaman chakras.

En una Escuela de Desarrollo Interior, el individuo que se dedica, por medio de una disciplina interior, prescrita por su Guía, puede lograr lo que arriba se describe, al final de su curso de estudio, sin los peligros, de las prácticas “rápidas”, para entrar en estados, no permanentes, o incompletos, en los que puede arriesgar su cordura.

Los métodos que hablan de desarrollos parciales, sin saber siquiera que eso es lo que están describiendo, son anormales, antinaturales, e indeseables por ser solamente el desarrollo parcial del potencial completo del ser humano.

Es como la descripción de una nave aérea, en la que solo se habla del sistema de aceleración.

Puede ser que lo que describo en estas páginas, haga aflorar algunas preguntas. Antes de hacerlas les pido que lean a fondo este texto, medítenlo y después, si aun tienen preguntas, escríbanme.