Así como en las Ordenes Islámicas del Sufismo, se enfatiza la cantidad de tiempo dedicado al estudio y al Trabajo Interior, en las Escuelas que han nacido en Occidente, también existe el énfasis y la necesidad de alertar y dar a conocer a los estudiantes, que formen parte de esas escuelas; la Verdadera Dedicación, es sumamente importante, para lograr el Real despertar en el Ser Humano.

El Esfuerzo Correcto es enfatizado, pero sin olvidar que para lograr el Desarrollo del Hombre, hay que tener dedicación.

La dedicación, incluye entregar, un tiempo mínimo diario al estudio y al Trabajo Interior.

Para que exista, una Verdadera Escuela de Trabajo Interior, lo más importante, es que la Escuela cuente con el respaldo de energía (Gracia-Baraka) que hará posible el progreso; ya que una Escuela Verdadera de Trabajo Interior, no puede basarse solamente en técnicas; y menos aún, en palabras o textos.

Sin embargo, tampoco puede una escuela basarse solamente, en un respaldo de Energía; sino que necesitará, contar con el Conocimiento que sea posible transmitir a los estudiantes.

De nada serviría, la transformación del hombre sin la adquisición, de Verdadero Conocimiento, que pueda ser retransmitido a futuras generaciones.

El Instituto Alef ha nacido, como lo podrá ver en la descripción que se incluye en estas páginas, como respuesta a una necesidad en Occidente, de ofrecer al Ser Humano, un Camino de Desarrollo Interior, sin conservar contextos culturales Islámicos, que se usaron, principalmente, en esos países, para hacer posible el Trabajo Interior y la transmisión de un Conocimiento vital, para el ser humano, sin crear conflictos religiosos y culturales.